24 oct. 2010

El Escepticismo en el Pensamiento Crítico

He hecho un esfuerzo persistente para no ridiculizar, para no lamentar, para no despreciar las acciones humanas, sino para comprenderlas.
-Baruch Spinoza


Algunas personas creen que el escepticismo es el rechazo de ideas nuevas, o peor, confunden "escéptico" con "cínico" y piensan que los escépticos son un montón de tipos cascarrabias malhumorados dispuestos a desafiar cualquier demanda que desafíe el status quo. eso no es correcto. El escepticismo es una decisión provisional, a las afirmaciones. Es la aplicación de la razón a cualquier y todas las ideas - no se permiten vacas sagradas. En otras palabras, el escepticismo es un método, no una posición. Idealmente, los escépticos no inician una investigación cerrados a la posibilidad de que un fenómeno podría ser real o que una afirmación pueda ser verdad. Cuando decimos que somos "escépticos", queremos decir que tenemos que ver pruebas convincentes antes de creer.

El escepticismo tiene una larga tradición histórica
se remonta a la antigua Grecia, cuando Sócrates observó: "solo se, que nada se." Pero esta posición de forma pura es estéril e improductiva. Si tu te muestras escéptico acerca de todo, tu tendrías que ser escéptico incluso de tu propio escepticismo. Al igual que la descomposición de las partículas subatómicas, el escepticismo puro no permite ver la realidad por nuestra niebla intelectual.

El escepticismo moderno se manifiesta como el método científico, aplicado a la vida cotidiana, que consiste en la recopilación de datos para formular y probar explicaciones naturalistas de los fenómenos naturales. La afirmación se convierte en hecho, cuando se confirma, hasta el punto que sería razonable aceptar un acuerdo provisional. Pero todos los hechos de la ciencia son provisionales y sujetos a impugnación, por lo tanto el escepticismo es un método que conduce a conclusiones provisionales. Algunas reivindicaciones, tales como la memoria del agua, ESP, la homeopatía y el creacionismo, se han evaluado pero no han aportado pruebas positivas, por lo que que se puede concluir que son provisionalmente no válidos. Otros eventos, como la hipnosis, o la teoría del caos, han sido evaluados, pero los resultados no son concluyentes por lo que debemos continuar la formulación y comprobación de hipótesis y teorías hasta que podamos llegar a una conclusión provisional.

La clave para el escepticismo es aplicar de forma continua y vigorosa los métodos de la ciencia para navegar por el estrecho peligroso entre el escepticismo "no sé nada" y la credulidad "todo vale". Hace más de tres siglos atrás, el filósofo francés y escéptico, René Descartes, después de uno de los procesos escépticos mas profundos en la historia intelectual, llegó a la conclusión de que él sabía una cosa cierta: Cogito ergo sum - Pienso, luego existo. La evolución biológica pudo habernos diseñado en otra dirección, pero los humanos evolucionaron para buscar patrones, de causa, es la forma dada por la naturaleza para encontrar relaciones significativas en el mundo. Los que estaban mas aptos para realizarlo fueron los que dejaron mayor descendencia. Nosotros somos sus descendientes. En otras palabras, el ser humano es pensar:

Cogito ergo sum - Pienso, luego existo.


Michael Shermer

No hay comentarios:

Publicar un comentario