5 ago. 2010

Pensamiento Crítico I

Que es el pensamiento crítico?
Me gusta pensarlo como una estructura mental organizada, el cerebro humano es tal vez el mecanismo mas perfecto desarrollado de la naturaleza, pero a pesar de ello, no es perfecto, tiene algunas falencias en el proceso de procesar la información que lo lleva a tomar conclusiones erróneas, la clave es sencilla puesto que existen múltiples herramientas que nos permiten separar la basura de lo valioso, en cuanto a conocimiento se refiere.
No hay que dar nada por hecho: tanto en ciencia, naturaleza, como en la vida personal, nunca debemos dar nada como verdadero y menos con escasa información, en general recibimos cierta información y con esta, suficiente o no, formulamos nuestra hipótesis y la damos como hecho. Ello conlleva varios errores, el primero es teorizar antes de tener todos los hechos posibles.
“Es un error capital teorizar antes de tener datos. Sin darse cuenta, uno empieza a deformar los hechos para que se adapten a las teorías, en lugar de adaptar las teorías a los hechos” Arthur Conan Doyle
El segundo lo llamo yo “ El Cierre ”,
se da en el momento posterior que formulamos nuestra hipótesis, y es cuando automáticamente la damos por hecho, descartamos cualquier intento de rebatirla, y si estamos equivocados empezamos a defenderla de forma visceral con argumentos falaces, lo único que tal vez nos saque de nuestra obstinación es una prueba contundente, pero esta no siempre se presenta y si existe la evitamos en lo posible.
Como podemos evitarlo, obviamente resistiéndonos a sacar conclusiones prematuras, obviamente es necesario una minima teorización previa, la que es indispensable para recoger las evidencias, pero debe usarse como hipótesis de trabajo o mejor aun, tomar varias hipótesis de trabajo, lo que debemos tener claro es que no constituye una verdad a priori, es susceptible de corregirse o replantearse, a medida que obtenemos los criterios de evaluación, ya de forma posterior, podemos darnos una idea de la realidad e iniciar a sacar conclusiones, ni siquiera entonces lo damos por hecho. Cuando tenemos suficiente información y formulamos nuestra hipótesis, debemos tener claro que esta nunca es definitiva, actuamos con respecto a ella, pero siempre tenemos que tener la mente abierta, a nuevas variables, que nos permitirán reforzarla y convertirla en una teoría veraz o descartarla como hipótesis y volver a empezar.
Cuando hablo de veraz, no lo tomo como verdad, son muy pocas realmente las verdades absolutas, lo tomo mas bien como una aproximación a la realidad.
El acto de no tomar nada como un hecho no significa de ninguna manera considerar todo falso o negarse a actuar de acuerdo con nuestras hipótesis, terminado el ejercicio y formada nuestra teoría, debemos actuar de acuerdo a ella, tomándola como muy probable, pero con plena conciencia que es susceptible de corregir y reencaminar nuestras decisiones.
Es el funcionamiento de la ciencia, de la misma forma debemos adaptarlo a nuestra vida diaria, cuando el medico se enfrenta a su paciente, realiza un interrogatorio y un examen físico, de acuerdo a sus hallazgos realiza una impresión diagnostica e inicia tratamiento de acuerdo a lo que encontró, en general lo mas probable es que el paciente mejore, pero en el transcurso de la enfermedad puede encontrarse que la evolución del paciente no es totalmente satisfactoria, tal vez hay nuevos datos y nuevos hallazgos que le permitirán demostrar como fallida la primera impresión diagnostica, se requerirá corrección del tratamiento un nuevo enfoque y un nuevo tratamiento. Eso significa que el médico se equivoco?, en lo absoluto el actúo de acuerdo a la información, el error consistiría en negarse a corregir su hipótesis inicial a pesar de los nuevos hallazgos.
Es el funcionamiento de la ciencia a grandes rasgos, visto como una herramienta de conocimiento, podemos y debemos aplicarla a nuestra vida diaria, nosotros todo el tiempo tomamos decisiones, tomamos posiciones en debates, actuamos de acuerdo a una información y a las hipótesis que tomamos con respecto a ella, la verdadera grandeza no esta en los aciertos, la verdadera grandeza esta en ser capaces de reconocer nuestras hipótesis como erradas y estar dispuestos a corregirlas de acuerdo a la información.
Es en este momento donde debemos aprender el principio de la argumentación, cuando queremos defender nuestra hipótesis si esta es errada veremos que nuestra tendencia a mantenerla a través de supuestos argumentos, lo hacemos inconcientemente, pero encontraremos muchos argumentos que defienden falsedades, lo interesante es que estos argumentos ocasionalmente pueden ser sorprendentemente persuasivos, son conocidos como falacias, sofismas o prejuicios cognitivos y si los identificamos en nuestro discurso o en el de otra persona, podremos evitar caer en el error de tomar falsedades como verdades.
Para terminar quiero tomar un ultimo punto; el deseo, el deseo es tal vez el mayor generador de mentiras de toda la humanidad, es el convencimiento de considerar como cierto algo que deseamos que lo fuera, si algo nos reconforta, nos gusta o nos interesa y nos genera algún tipo de alegría o satisfacción si fuera cierto, obviamos todas las otras consideraciones y nuevamente lo damos como hecho, un ejemplo frecuente es el fenómeno del mundo justo, conocido como la tendencia prejuiciosa de algunas personas a percibir que el mundo es justo y por consiguiente las personas reciben lo que se merecen. Esta tendencia también se da en la ilusión de pensar que las personas recibirán con el tiempo lo que se merecen. De hecho uno podría pensar que debería ser así, seria ideal y como lo dice el enunciado, seria justo, pero el hecho que nos gustaría que fuera así, no significa que lo sea, y es bastante fácil rebatirlo, pero ello no hace diferencia en el hecho de la gran cantidad de personas que lo consideran como cierto de hecho.
N Granados

No hay comentarios:

Publicar un comentario